Cultura

Desde los melómanos hasta los fanáticos de ‘Los Vengadores’ disfrutaron de la Filbo 2019

Por: Ángel Martínez*

“¡Papá, qué montón de gente!”, fue la expresión de Liliana González, una niña de apenas 7 años, quien se impresionó al ingresar al Corferias, en Bogotá, donde hasta el lunes 6 de mayo se llevó a cabo uno de los eventos culturales más importantes del año en Colombia, la Feria del Libro 2019.

Cada pabellón, cada sala cada rincón de Corferias, estaba impregnada por las mágicas letras que se encontraban en la lluvia de libros que abordaban todo tipo de temas y permitían respirar un ambiente distinto, un ambiente en el que todo el que entrara era capturado por una tormenta de conocimiento.

La amplia gama de temas parecía interminable, desde un rockero empedernido, pasando por los amantes a los cómics, hasta cómo convertirse en un gran apostador, de todo se podía encontrar en el mundo de las letras, por eso era un plan para todo tipo de personas.

Familias enteras se veían pasear de un lado a otro, de pabellón a pabellón, todo el que asistía tenía un día diferente, tenía nuevas historias que conocer, nuevas historias que contar.

Todo el día

El ingreso era desde las 8 a. m., papá y mamá, con coche abordo y bebé, entran a pasar un día distinto, no en la playa, no en un restaurante, no en un centro comercial, es en la Feria del Libro, no es para menos, un evento así es para aprovecharlo, además alternadamente a esto, en el marco de la feria, también se encontraban los asistentes con otro tipo de cosas, desde poder jugar Play Station hasta recibir un masaje, sin mencionar que en cualquier pasillo podías ser capturado por Chucky, el personaje de terror de la década de los 80 o al mismo tiempo ser salvado por alguno de ‘Los Vengadores’, quienes también fueron protagonistas físicamente, en cómics y en dvd’s de la FILBO 2019.

La frase de cajón “hay para todos los gustos” fue una total realidad en la Feria del Libro. No hubo espacio para el aburrimiento, las aventuras no terminaban, ya que el viaje era altamente extenso, lleno de fantasía basadas en realidades y de realidades mágicas que parecen de fantasía.

Hay muchas películas basadas en historias reales, otras de ficción y otras en lugares impensables, lo cierto es que con todo lo que había en la Feria, se pueden hacer millones de cintas, con finales diferentes, con personajes increíbles y para todos los gustos, en pocas palabras, el que entraba en la feria, era difícil que saliera descontento.

“Una cervecita por favor”, “una hamburguesa”, “un café”, de todo se encontraba, lo ideal era que el que asistiera se sintiera cómodo y no quisiera irse.

“Yo llevo 7 horas acá y siento que aún me falta por caminar y conocer más, esto es fabuloso, ojalá la hicieran en más ciudades y más veces al año”, comentó Germán Villadiego, un joven estudiante de ingeniería que estuvo en la feria el último fin de semana.

Los de acá

Por excelencia, los libros más buscados en la feria son los de Gabriel García Márquez, o libros que hablen de él. Gustavo Tatis Guerra, un bolivarense adoptado, engalanó con sus letras el pabellón 3 de la feria al presentar en este su libro ‘La Flor Amarilla del Prestidigitador’, cuyo solo título captura a los amantes de la lectura o al que simplemente va de paso y lo lee. Lo cierto es que fue todo un éxito de ventas en la feria, muchos preguntaban por la obra que, según el autor, “dialoga con los lectores de Colombia y del mundo y sirve para querer más el legado de García Márquez, quien cómo narrador de ficción y de no ficción es un verdadero clásico para el mundo”. Tatis, termina en este momento un libro el cual llama “Las Siete Maravillas”, el cual habla de la magia de Bolívar y de historias de esos lugares mágicos del departamento.

Un joven que se abre campo como escritor es Wilson Morales, quien en su amplia experiencia como periodista judicial escribió “Las Citas de Lujo de la Madame”, un recorrido en una historia llena de prostitución, lujos, y fiestas, en el que el escritor muestra una realidad cruel a la que muchos deciden darle la espalda y actuar como si no existiera.

La Feria es un lugar de todos y para todos, cada año hay más historias para conocer y contar, cada año Bogotá y Colombia sacan pecho diciendo que en nuestro país si hay cultura y cultura para la lectura.

* (Reportero cultural de Metro Joven)
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar