BolívarDentro del aula

Unibac celebra hoy 130 años de historia y evolución

Hoy martes de 20 agosto cumple 130 años de historia la Institución Universitaria Bellas Artes y Ciencias de Bolívar (Unibac) y es por ello que nos unimos a la conmemoración de esta institución líder en Bolívar en la enseñanza de las carreras artísticas.

La rectora de Unibac, Sacra Náder, expresó que “en estos 130 años como academia de las artes y 18 años como institución universitaria, hemos demostrado un compromiso total con la educación pública de calidad”.

Náder recordó además que “tras una historia compleja y repleta de vicisitudes ligada a la de Cartagena, tenemos una Institución con seis carreras profesionales y sede propia: el Convento de San Diego y las Antiguas bodegas de Indulibol”.

Así ha sido -brevemente- la historia de Unibac

En el año 1889 se firmó el contrato de fundación del Instituto Musical en Cartagena y en 1890 se abrió bajo la dirección del profesor italiano Lorenzo Margottini. Tiempo después, en la época de la Presidencia del doctor Rafael Núñez, y siendo Ministro ante la Santa Sede el doctor Joaquín F. Vélez y Gobernador del departamento de Bolívar don Henrique L. Román, se organizó en la Academia de Santa Cecilia de Roma un concurso a fin de escoger al más capacitado para dirigir la Banda Militar, que resultó ser don Juan De Sanctis, quien vino acompañado del señor Tito Sangiorgi.

Aprovechando la presencia en Cartagena de los citados músicos italianos, se amplió en el Instituto la enseñanza de piano y canto con instrumentos de viento, a cargo del maestro De Sanctis, e instrumentos de cuerda a cargo del maestro Sangiorgi. El Instituto alcanzó a tener en 1892 alrededor de 60 alumnos: 28 hombres y 32 mujeres.

Algunos alumnos obtuvieron su grado de profesores de canto y piano. Uno de sus más brillantes fue el señor Narciso Garay, -hermano del pintor Epifanio Garay- quien fundó en Panamá el Conservatorio. En el año 1891 se creó por Decreto No. 141 de abril 28 la Academia de Bellas Artes, y el Instituto Musical quedó incorporado a dicha academia.

El notable pintor colombiano Epifanio Garay, de cuyo pincel existen cuadros en Cartagena, entre é
estos los óleos de don Enrique L. Román y Simón Bolívar, tuvo a su cargo las cátedras de pintura y ornamentación.

De sus alumnos más notables don Enrique Grau, progenitor del célebre artista pictórico Enrique Grau Araujo. Posteriormente, volvió a llamarse Instituto Musical, bajo la dirección del maestro Juan de Sanctis, quien estuvo al frente hasta el año 1925, año de su fallecimiento. Entonces se encargó de la dirección la hija doña Josefina De Sanctis de Morales, hasta 1926 cuando el gobierno lo clausuró por motivos económicos. En 1933, fundó doña Josefina de Sanctis de Morales su escuela particular de música.

Es posteriormente, en 1957, que el Instituto Musical de Cartagena, que en ese momento residía en la Calle del Arzobispado se reincorpora al gobierno departamental por orden del Gobernador de la época, el teniente Coronel Luís F. Millán. En segundo lugar, ese mismo año, en diciembre, el gobernador Eduardo Lemaitre reorganiza el Instituto Musical de Cartagena, llamándolo Instituto Musical y de Bellas Artes, y por ende decreta la reapertura de la escuela de artes plásticas.  Dándole nueva apertura al sueño de enseñanza oficial de las Artes Plásticas que se vio truncado a principios del siglo. De esta forma, el Instituto Musical y de Bellas Artes inicia actividades el 3 de febrero de 1958, bajo la dirección general de María Cristina de León viuda de Luna Ospina. Ese mismo mes se autoriza de manera oficial la apertura de la sección de teatro y para este efecto se trae al dramaturgo y director teatral español Juan Peñalver Laserna.

Estamos en la época de oro del siglo XX de Bellas Artes, desde el lado de la música la dirección de María Cristina de León, la asesoría técnica de Adolfo Mejía Navarro y posteriormente de Jiri Pitro Matejka y Zino Yonusas Baranaukas el Instituto Musical floreció y en su seno se gestaron cientos de artistas de talla nacional e internacional. La aparición de las Artes Escénicas abrió una nueva tradición que se ha desarrollado de forma ininterrumpida hasta nuestros días, generando una escuela dramatúrgica cartagenera reconocida a nivel internacional. Por último, la época de los 50 y 60 representó el renacimiento de las Artes Plásticas en el Caribe Colombiano, con la aparición y desarrollo artístico del llamado grupo de las 15, alrededor de la figura emblemática del maestro Pierre Daguet. Artistas como Heriberto Cogollo, Darío Morales, Alfredo Guerrero y Cecilia Delgado configuraron con su obra una época y su legado se extiende hasta nuestros días.

A partir del año 1963 el Instituto Musical y la Escuela de Bellas Artes se independizan nuevamente, para después de una serie de cambios y conflictos, volver a reunirse en la Escuela de Bellas Artes de Cartagena.

Durante todos los años en los que funcionó el Instituto Musical o la Escuela de Bellas Artes, nunca había tenido una sede fija y estable donde la comunidad de las artes de Bolívar pudiera ejercer sus prácticas artísticas y pedagógicas. El viacrucis se transformó durante las épocas de los 60 y 70 en una de las principales razones de inestabilidad administrativa y académica, hasta que en 1976 aproximadamente la escuela de bellas artes se traslada hacia la que sería su hogar a partir de ahí y donde continua en la actualidad: el Convento e Iglesia de San Diego.  Sin embargo, el claustro fue entregado de manera informal y en ruinas.  No había certeza de que en algún momento no le fuera arrebatada la nueva sede.

En el año 1983 se nombra a Aníbal Olier Bueno como director que estará al frente de la Institución por casi 10 años. Durante su dirección se expide la Ordenanza 35 de 1990 de las Asamblea Departamental de Bolívar, la cual crea a la Escuela de Bellas Artes como Institución de Educación Superior.  Sin embargo, faltaba el estudio de factibilidad socioeconómica, el cual había sido rechazado por el ICFES en 3 oportunidades.

En enero de 1999, se nombra a Sacra Norma Náder David, en la dirección, quien, adelanta el dicho estudio, logrando la aprobación de Bellas Artes como IES el 23 de noviembre de 2000, la cual se llamará Escuela Superior de Bellas Artes Cartagena de Indias, debido a su nuevo estatus como IES.

Posteriormente, en 2008, partiendo de su nueva naturaleza como Institución Universitaria, y de sus orígenes como Académica de Bellas Artes de Bolívar, se le denomina Institución Universitaria Bellas Artes y Ciencias de Bolívar.

Fuente: libro ‘Bellas Artes como Historia de Cartagena’ (2017).

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Cerrar