Deporte

La inolvidable noche en la que Kobe Bryant hizo 81 puntos en un partido

Por: Juan Camilo Ardila Durante*

[La vida es un soplo. La muerte puede llegar en cualquier instante. No sabes cuándo lo hará. Y como no lo sabes, vive cada día como se merece. Ama mucho y demuéstraselos permanentemente a tus seres queridos porque ese amor por ellos es lo que perdurará siempre. Vive feliz con lo que tienes, mirando hacia adelante pero no demasiado. Ama la tierra que hoy pisas. #MambaForever🏀]

Antes del 22 de enero de 2006 ya Kobe Bryant había conquistado tres anillos de la NBA con los Lakers y ya estaba consolidado como el mejor basquetbolista del mundo. Sin embargo, todo gran jugador necesita un día perfecto para construir en dorado la estatua de leyenda. Y Kobe escogió esa fecha mencionada para conquistar la eternidad. 

El mejor jugador de baloncesto después del retiro de Michael Jordan, y el más mediático también por su carisma y su respeto hacia todos los rivales, tuvo el mejor partido de su carrera ante los Toronto Raptors en una de esas noches que todos los amantes del baloncesto y del deporte en general recordaremos. 

‘Mamba Negra’ llevaba sólo 26 puntos en el descanso y su equipo perdía 63-49. “Estaba tremendamente fastidiado, y lo peor es que no dijo nada”, explicó luego su compañero Lamar Odom. Sabía lo que tenía que hacer: hablar en la pista. 

Los Raptors tuvieron hasta 18 puntos de ventaja: 51-69 a los 2 minutos del tercer cuarto. Entonces Kobe dijo basta y comenzó su recital: marcó 16 de los siguientes 17 puntos de los Lakers, que dieron la vuelta al marcador en ese periodo (91-85).

Kobe en el tercer cuarto logró 27 puntos y en el último llegó a los 28. Nadie pudo parar a la estrella de los Lakers, pese a que el técnico visitante, Sam Mitchell, un especialista de la defensa como entrenador igual que lo había sido como jugador, lo intentó todo. A los medios de comunicación el entrenador explicó que “el problema es que Kobe anotó las canastas más difíciles”. “Le pusimos dos jugadores encima y pudo con ellos. Intentamos una zona y fue inútil, e incluso una zona mixta, algo que no había hecho desde mis tiempos de la universidad”. “Fue imposible frenar a Bryant”, soltó con enfado. 

Kobe Bryant logró la mejor hazaña de su carrera, confesado por él mismo, esa noche en la que llegó a los 81 puntos en un partido que ya queda en la videoteca de los mejores de la historia. 122-104 fue el marcador final. Los Lakers sabían que mientras tuviesen a este monstruo con ellos, el reino sería suyo. Y así fue. El equipo de Los Ángeles, con Kobe al mando, logró dos campeonatos más para un total de cinco en total. Además, Estados Unidos también lo aprovechó y ganó dos oros olímpicos con él como estandarte del equipo. 

Hay que señalar que el registro de Kobe y sus 81 puntos es el mejor de la era moderna y es el segundo mejor en la historia de la NBA, por detrás solamente de los míticos 100 puntos de Wilt Chamberlain en 1962. Un dato: Michael Jordan, para muchos -incluyéndome- el mejor jugador de todos los tiempos, no pasó nunca de 69 puntos.

Como no quería llorar su muerte sino celebrar su vida y su gloria, con este recuerdo imborrable quería agradecer a esta leyenda que nos acercó a los de mi generación a este deporte, tal cual como en los 80 y 90 lo hizo Michael Jordan. Es por ello que los invito a ver este video especial en homenaje a estas dos leyendas que vivirán por siempre. Descansa en paz, Mamba Negra.

*Editor de Metro Joven

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Cerrar