Historias

Elección de Consuegra como contralor, un endriago que enreda a más de uno…

Luego de lo sucedido en el año 2016 con la elección de la abogada Nubia Fontalvo Hernández como contralora del Distrito de Cartagena, nadie podía imaginarse que cuatro años después iba a suceder algo similar.

En aquella ocasión 13 concejales: Duvinia Torres Cohen, Angélica Hodeg Durango, Javier Curi Osorio, Américo Mendoza Quessep, Antonio Salim Guerra Torres, Édgar Mendoza Saleme, William Pérez Montes, Érich Piña Féliz, Zaith Adechine Carrillo, Ronald Fortich Rodelo, David Dáger Lequerica, Lewis Montero Polo y Luis Cassiani Valiente habrían votado por Fontalvo por solicitud del entonces alcalde Manolo Duque Vásquez, a cambió de prebendas de diversa naturaleza, entre ellas dinero en efectivo, cargos y contratos, de acuerdo con las investigaciones adelantadas por los entes de control (leer ‘Elevan pliego de cargos a 13 concejales por elección de la Contralora Distrital de Cartagena‘).

En esta oportunidad los hechos son parecidos. Ocho concejales: Javier Julio BejaranoClaudia Arboleda TorresLúder Ariza SanmartínSergio Mendoza CastroCarolina Lozano Benitorrevollo, Rodrigo Reyes PereiraKattya Mendoza Saleme y Hernando Piña Elles votaron para contralor por el abogado Héctor Consuegra Salinas, y lo que muchos infieren es que, hoy como ayer, mandatario y concejales se concertaron para elegir a quien fuera el más cercano posible.

El hecho es que el alcalde William Dau Chamatt les pidió de manera pública a los cabildantes no votar por la candidata que, según él, es “la ficha” de un “personaje nefasto“, ni por el “contralor actual“, que “me está dando clavo“.  

Y, justamente, los concejales gobiernistas -y tres más que se les sumaron – atendieron el ‘guiño‘ del mandatario votando por el tercero en discordia; el único que -como se vio y escuchó – no había vetado.

Lo que habría de saberse, minutos después de la elección, es que Consuegra había sido nombrado el pasado 7 de febrero por el propio Dau como jefe de la Oficina de Control Interno de la Empresa de Desarrollo Urbano de Bolívar –Edurbe, lo que significaba, de acuerdo con lo advertido por abogados, veedores y analistas, que estaba inhabilitado para posesionarse en el nuevo cargo.

El contralor electo asegura no estar inhabilitado. Los concejales que sufragaron por él coinciden en manifestar que fueron asaltados en su buena fe, ya que solo supieron que Consuegra era funcionario de un ente distrital después de haberle dado su voto. Y el alcalde, quien desde el pasado 14 de julio tiene en despacho la carta de renuncia de Consuegra a su cargo en Edurbe, no la ha aceptado aún a pesar de tener el carácter de irrevocable; y tampoco se pronuncia sobre el tema.

No obstante, más de uno, tras saber que la Procuraduría había advertido en el pliego de cargos elevado a 13 concejales del periodo anterior que la elección de los contralores “debe ser limpia, cristalina, transparente, sin que intervenga en la misma quien va a ser el sujeto de control“, debe estar muy preocupado.

Primero porque la Veeduría a la Rama Judicial y el Sindicato de Servidores Públicos de Colombia radicaron una denuncia ante la Fiscalía y una queja ante la Procuraduría con el fin de que los dos entes de control establezcan si la elección de Héctor Consuegra como contralor fue irregular, teniendo en cuenta que a la fecha de la misma se hallaba inhabilitado para ejercer el cargo, y determinen si alguno de los servidores públicos pudo “ejercer cualquier tipo de coacción (…) a fin de conseguir provecho personal o para terceros, o para que se proceda en determinado sentido“.

Pero, además, deben estar muy inquietos porque tanto el Departamento Administrativo de la Función Pública –Dafp – como el Tribunal Administrativo de Bolívar –TAB – coinciden en que, en efecto, Consuegra está inhabilitado.

En respuesta a una consulta elevada por la Mesa Directiva del Concejo, el Dafp respondió que “la persona que se encuentra desempeñando el cargo de Asesor de Control Interno desde el 17 de febrero de 2020“, que es el caso del contralor electo, “se encuentra inhabilitada para acceder al cargo de Contralor Distrital, por cuanto ejerció dentro del año anterior a la elección (14 de julio de 2020) un cargo de una entidad que hace parte de la rama ejecutiva del nivel descentralizado del Distrito de Cartagena. En tal virtud, no es viable darle posesión en el cargo de contralor” (leer ‘Respuesta del Dafp al Concejo de Cartagena‘).

Por su parte, la Sala de Decisión del TAB, en el auto de admisión de una demanda de nulidad electoral instaurada por el ciudadano Óscar Torres Angulo, decretó “la medida cautelar de suspensión provisional de los efectos del acto de elección del señor Héctor Consuegra Salinas como contralor distrital de Cartagena“.

En sus considerandos, la Sala advierte que “así las cosas, de las pruebas arrimadas al proceso (…), efectivamente el acto demandado está viciado; por cuanto la elección del doctor Héctor Rodolfo Consuegra Salinas como contralor distrital (…), resultó violatoria del inciso 10 del artículo 272 constitucional; debido a que dicho señor ocupó dentro del período inhabilitante, un cargo público en la rama ejecutiva del orden distrital, como lo es el de Asesor de Control Interno Código 105 Grado 07, en la empresa Edurbe S.A” (leer ‘Auto Admisorio del TAB‘).

.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es aviso-tinaja-domicilios.jpg

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Cerrar