Historias

“Crisis por el Covid-19 disfrazó incompetencia de la Administración Dau”: Álvaro Anaya

Por Carlos Ardila González *

Día a día, al tiempo que, por las más diversas causas, se multiplican y crecen los problemas de Cartagena, aumenta el número y la intensidad de las críticas ciudadanas a la Administración distrital en general, pero particularmente al alcalde William Dau Chamatt.

Que al exveedor ciudadano lo confronten diversos líderes políticos no debe sorprender a nadie. Dau los matriculó como potenciales enemigos durante la campaña por la Alcaldía, y los graduó con ‘honores’ una vez obtuvo la credencial que lo llevó al Palacio de la Aduana. Desde entonces, es claro que -para él – los dirigentes que merecen respeto son los que respaldaron su candidatura con entusiasmo y copiaron al pie de la letra sus arengas anticorrupción. Y también -claro está – quienes fueron vinculados al Distrito aunque no hubieran votado por él, sin importar que en anteriores gobiernos hubieran estado cerca, muy cerca, de funcionarios a quienes se les recuerda no propiamente por la probidad y transparencia con que administraron los recursos públicos puestos a su cuidado.

No obstante, hay alguien que se ha erigido como uno de los más acérrimos críticos de Dau. Y no se trata de un político resentido, en plan de vindicta, sino de un reconocido periodista que, tras ocupar la Jefatura de Redacción de El Universal y de El Diario de Cartagena, fundó un programa radial de análisis y opinión: ‘Después de las Noticias‘, desde el cual ha venido ejerciendo un riguroso control social a las diferentes entidades estatales.

Se trata, ya lo sabrán los lectores, de Álvaro Anaya Díaz, quien todas las semanas, de lunes a viernes, de 6 y 30 a 8 de la mañana, por Emisora Fuentes, les cuenta a sus oyentes las razones que tiene para creer -como dice insistentemente – que los cartageneros que votaron por Dau dieron un salto al vacío o, peor aún, cometieron un suicidio colectivo.

En el caso de Anaya, que no es un dirigente político pero sí un amplio conocedor de las movidas del poder local, sus fuertes y constantes críticas sorprenden por dos razones. Una, porque si hay algo que caracteriza el periodismo que ejerce es su constante y decidida lucha contra la corrupción, por lo cual -incluso – ha sido varias veces amenazado de muerte, y algunos piensan que hubiera sido un buen aliado del alcalde-veedor. Y dos, porque si alguien estuvo cerca de William Dau hace más de 20 años cuando este, al frente de la Corporación Cartagena Honesta, realizó varias sonadas denuncias, fue justamente Álvaro Anaya.

Tú me conoces muy bien y sabes que si el alcalde estuviera actuando correctamente, sin cometer tantos errores, yo lo estaría respaldando“, expresó el veterano periodista cuando le preguntamos por qué, si él y el Dau estuvieron juntos en varias luchas, no lo está acompañando en sus actuales propósitos de erradicar la corrupción.

Mira, es que, además, yo no creo que esa cacareada lucha que mencionas vaya para ninguna parte, cuando lo primero que hizo fue rodearse de funcionarios cuyo paso por gobiernos anteriores, con serios vínculos con procesos de corrupción, no permite presagiar nada bueno“, recalcó; “ese fue su primer gran error“.

Y otro más fue haber pretendido engañar a la ciudad con el famoso cuento de la empresa cazatalentos, manifestando que los funcionarios habían sido escogidos por sus méritos, cuando es claro que la mayoría está por amiguismos, incluso por politiquería“, señaló Anaya; “justamente lo que él y algunos de sus secretarios tanto cuestionan“.

Para el director de ‘Después de las Noticias’, lo grave es que “la corrupción no solo es apropiarse indebidamente de un recurso sino además cobrar jugosos sueldos u honorarios siendo un funcionario incompetente. Tú conoces bien la frase que dice que ‘el primer acto de corrupción es aceptar un cargo público para el que no se está preparado’, y de eso sí que hay ejemplos en la actual administración“.

Mira“, sustentó Anaya su apreciación, “la crisis sanitaria por el coronavirus sirvió para disfrazar la incompetencia de la actual administración. Ya van 257 días desde la posesión de William Dau y prácticamente ninguna Secretaría o Instituto Descentralizado arranca; no ejecutan el presupuesto”.

Para Anaya, lo que ha visto en estos “ocho meses y 13 días de la Administración Dau deja claro que estamos ante un barco a la deriva, y lo grave es que, si la única bandera del mandatario, y su único propósito, es meter presos a los malandrines como dice, pues con los funcionarios que tiene más cerca no creo que lo vaya a conseguir, cuando todos vienen de administraciones que aún tiene mucho que explicar a la comunidad cartagenera“.

* Director de Revista Metro

.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es aviso-tinaja-domicilios.jpg

Publicaciones relacionadas

Cerrar