Esto opino

Inaceptable

Por Rafael Vergara Navarro *

Sé que liderar y la satisfacción de servir y cumplir determinan disposición a las solicitudes, exigencias, críticas, al examen de la vida pública y privada. Por la ciudad o la patria recibimos amores o agresiones.

La mala sangre y el ataque que busca lacerar la honra, la dignidad, el buen nombre, pese a ser sancionado por la Ley Penal, no disuade, es arma usada con intensidad. La bondad de las redes sociales convive con la maledicencia, odios cultivados, mentiras, manipulaciones, noticias falsas.

Por eso la profusión de lo virtual y su inmediatez exige responsabilidad, pensar en voz alta ya se volvió público. Sucedió con la conversación del asesor y defensor de Derechos Humanos que en un grupo de WhatsApp lanzó improperios peligrosos en mi contra. A propósito de la priorización que hemos hecho en el Ecobloque para detener el ecocidio en Tierra Baja y Puerto Rey, voceros de todas las entidades, incluso de la Procuraduría, nos reunimos con representantes de los tres Consejos Comunitarios, incluido el de La Boquilla, y cuatro asesores, a quienes confirmamos las recuperaciones y el polígono determinado con Cardique para reconstruir el ecosistema. En la discusión, evadir mirando para otro lado, y la sobrevaloración de los Consejos sobre sus inexistentes derechos a la bajamar, retrasó el compromiso contra la urbanización ilegal y el ecocidio. No se cerró la puerta, ellos son esenciales para pararlos y la restauración. La ira originó la grabación en la que uno de los asesores me injuria, y con odio y resentimiento racial agrede mi histórico y natural respeto a las negritudes, levanta una frontera entre mi piel de cartagenero y la suya, la que nunca ha existido con mis amigas y amigos negros, zambos, mulatos, mestizos, blancos.

El asesor, defensor de Derechos Humanos, desconoce e irrespeta los míos. Con soberbia me señala de ser “cazador de negros y servil a la oligarquía”, “supuesto defensor, ambientalista ecologista, al servicio de las clases de la élite cartagenera”, todo ello para justificar la masiva ocupación ilícita en el corregimiento y descalificar las acciones que adelantamos. Subvalora la acción de la autoridad vista como perturbadora de un derecho que no les asiste. Irrespeta, desacata y el Estado es el enemigo a vencer. La acción de la Fiscalía es persecución, no la reacción misional de una institución integrada al Ecobloque. Pero no, sin medir los peligros para mi vida me compara con un paramilitar y me señala al afirmar que Vergara “está dentro de ese plan macabro de judicializar a cualquier negro que encuentre por ahí (….) y que con “mis andanzas estoy buscando meter preso a los miembros de la junta directiva de Tierra Baja y Puerto Rey”, lo que es absolutamente falso.

Si algo me llega a pasar ya saben por dónde buscar.

* Abogado, ambientalista y coordinador del Ecobloque del Distrito de Cartagena

.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es aviso-tinaja-domicilios.jpg
Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Cerrar