Esto opino

Derrumbando los sesgos de género en las ciencias

Las mujeres siempre han estado en la primera línea de la ciencia, solo que invisibilizadas

Por Rubiela Valderrama Hoyos *

A propósito del muy bien ganado Premio Nobel de Química por parte de dos mujeres genetistas: la francesa Emmanuelle Charpentier y la estadounidense Jennifer Doudna, por sus investigaciones sobre las ‘tijeras moleculares’, capaces de modificar los genes humanos, un descubrimiento verdaderamente ‘revolucionario’ al decir de los entendidos en la materia, diré acá que las mujeres siempre han estado en la ciencia, pero, claro, invisibilizadas por el sistema patriarcal.

En este sentido, la científica y feminista Evelin Fox Keller[1] plantea: “existe una conciencia generalizada de que el pensamiento científico es pensamiento masculino. Sin embargo, el hecho de que incluso ahora, la población científica sea arrolladoramente masculina, es en sí mismo una consecuencia, más que una causa de la atribución de la masculinidad del pensamiento científico”.

Y nos da a entender que la ciencia lleva la impronta de su generización, no solo en las diferentes formas en que se usa, sino en la descripción de la realidad que ofrece, e incluso en la relación que tienen científicos y científicas con esa descripción. En consecuencia, “no solo se le asigna género a la mente y a la naturaleza sino que, al caracterizar el pensamiento científico y objetivo como masculino, la actividad misma por la que el que conoce adquiere conocimiento, también es generizada

Pero las mujeres siempre han estado en la ciencia y muy bien destacadas. Miremos solo algunos ejemplos:

  1. Hipatia de Alejandría, la primera mujer científica de la historia; Egipto – año 355 – 370. DC. Su lema: “defiende tu derecho a pensar, porque pensar de manera errónea es incluso mejor que no pensar”. Fue matemática, física y astrónoma. Construyó un astrolabio, un hidrómetro y unaerómetro.
  2. Ada Byron, la chica que pensaba como un computador; Londres – 1815. Su lema: “la imaginación es la facultad del descubrimiento”. Creó el primer algoritmo que podría ser procesado por una máquina, fue la primera programadora de ordenadores de la historia. La labor de Ada no fue reconocida hasta que finalmente John Von Neumann y Alan M. Turing, matemáticos fundamentales en el desarrollo de la moderna computadora electrónica digital, crearon el lenguaje llamado Ada, en su honor.
  • Marie Curie, la primera mujer científica en ganar el premio Nobel dos veces; Varsovia – Polonia – 1867. Su lema: “En esta vida no hay nada a lo que tener miedo. Solo hay que entender las cosas”. Desarrolló la teoría de la radiación. Premio Nobel de Física – 1903, junto a su esposo Pierre Curie. Y 1911 se gana el Premio Nobel de Química.
  • Katherine Johnson, fue una de las miles de computadoras humanas que trabajaron para el centro Langley de la NASA.
  • Mary Jackson, la primera ingeniera aeronáutica negra de la NASA.
  • Christine Darden, la ingeniera aeroespacial experta en explosiones sónicas. También trabajo en la NASA.
  • Dorothy Vaughan, la primera supervisora afro estadounidense de la NASA.

Y fíjense lo curioso con estas cuatro últimas científicas, todas negras y cerebros de la NASA, que siendo de esta época, es decir tiempos modernos, tampoco son nombradas, pues cuando se habla de la NASA y los viajes espaciales siempre se habla del que hicieron Neil Armstrong y sus compañeros, y casi nunca de las que lo hicieron posible. Claro, fueron mujeres y además negras.

Y termina planteando Evelyn Fox Keller en su ensayo sobre Reflexiones sobre género y ciencia de 1991, que “son los movimientos de liberación social los que más han aumentado la objetividad de la ciencia y no las normas de la ciencia misma”.

Pero, tal como ocurre en la ciencia, o “ciencias duras”, ocurre en la literatura. De esto hablaremos en una próxima columna, también en honor a la Nobel de literatura 2020, la estadounidense Louise Glück. Será un texto que titularemos: ‘¿Es la pluma un pene metafórico?’.

Les dejo este cuadro para seguir reflexionando sobre la visibilización de las mujeres en los distintos ámbitos, en los cuales -incluso – han trabajo más que los hombres. Como la paz, por ejemplo.

[1]Evelyn Fox Keller es física, escritora y feminista estadounidense. En la actualidad es profesora emérita de Historia y Filosofía de la Ciencia en el Instituto Tecnológico de Massachusetts. Los primeros trabajos de Keller se concentraron en la intersección de la física y la biología.

* Trabajadora Social, magister en Estudios de Género, feminista, activista por los derechos humanos de las mujeres

.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es aviso-tinaja-domicilios.jpg
Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Cerrar