Historias

“Haz una denuncia pública, aunque no tengas pruebas, que de la calumnia algo queda”

Por Carlos Ardila González *

Como todos los gobiernos desde cuando los mandatarios son elegidos por votación popular, el del exveedor y actual alcalde de Cartagena William Dau Chamatt tiene un lema que le da nombre a su plan de desarrollo y es, al tiempo, el de su movimiento político: Let’s Save Cartagena o Salvemos a Cartagena.

Todo indica, sin embargo, que tanto el burgomaestre como algunos de sus colaboradores más cercanos tienen otro eslogan cuando se trata de hablar de periodistas, veedores ciudadanos, dignatarios comunales, líderes políticos y hasta dirigentes empresariales y académicos.

Este lema, o, para ser más exactos, esta consigna, parecería ser: “Haz una denuncia pública, o di lo que quieras decir contra quien sea, aunque no tengas pruebas para demostrarlo, que de la calumnia algo queda“.

Desde antes de ser elegido alcalde, pero sobre todo desde su posesión, Dau Chamatt ha venido acusando a diversos actores locales, a través de las redes sociales o en distintos eventos públicos, de ser autores o determinadores de actos de corrupción. E, indefectiblemente, hasta ahora, quienes han considerado que se trata de una denuncia temeraria e injuriosa, han interpuesto acciones de tutelas en defensa de su buen nombre y, tras el correspondiente proceso, los jueces de la República les han dado la razón y han exhortado a Dau a retractarse públicamente y a bajar de las redes las denuncias sin pruebas.

En todo caso, como señala el director de la veeduría ‘Probidad y Transparencia’, Ulises de Arco Medina, “aunque le toque retractarse y despublicar las denuncias hechas, el doctor Dau seguramente se dará por satisfecho, ya que lo que él dice es replicado centenares de veces por sus seguidores, en las redes, y los distintos medios de comunicación, y eso nunca lo van a bajar, así que el daño ya está hecho“.

Los casos recientes

Tres recientes casos son claros ejemplos de la puesta en práctica de esa consigna.

El pasado 12 de marzo, el alcalde Dau acusó públicamente a su antecesor, Pedrito Pereira Caballero, en diferentes escenarios, de haber privatizado el Departamento Administrativo de Tránsito y Transporte -DATT – “el 31 de diciembre a las 4 de la tarde“, es decir a pocas horas de dejar el cargo; y de haber permitido que en Corvivienda se hubieran perdido $12 mil millones.

Con el propósito de iniciar las acciones legales correspondientes, ya que “ni es cierto que yo haya privatizado el DATT ni es verdad que en Corvivienda se haya perdido un solo peso durante mi mandato“, como asegurara a Revista Metro Pereira Caballero, el exmandatario le solicitó a la Administración los documentos en los cuales se habría basado Dau para respaldar sus denuncias, pero, hasta la fecha, los respectivos funcionarios se han negado a darlos.

Por lo anterior, tras el debido trámite a una acción de tutela instaurada por Pereira, el Juzgado Séptimo Penal del Circuito con Funciones de Conocimiento, por considerar que los funcionarios distritales “no le han dado una respuesta clara, expresa y completa al derecho de petición” impetrado, le ordenó al Distrito expedir “la certificación solicitada, dando la respuesta expresa” (leer ‘Fallo de Tutela de Segunda Instancia Juzgado 7 Penal‘).

En el mismo sentido, el exalcalde Pereira le solicitó al gerente de Corvivienda, Néstor Castro Castañeda, una serie de documentos relacionados con la denuncia de Dau, y -como en el caso anterior – hasta la fecha no los ha recibido; al menos completos, como lo exige la Ley.

Por ello, el Juzgado Primero Penal Municipal para Adolescentes con Funciones de Control de Garantías tuteló los derechos fundamentales invocados por Pereira y, en consecuencia, le ordenó al gerente de Corvivienda dar la debida respuesta (leer ‘Fallo de Tutela Juzgado 1 Penal Municipal‘).

El caso de la Universidad de Cartagena

Y el pasado 31 de julio, en un video publicado en sus redes sociales, William Dau arremetió contra las directivas de la Universidad de Cartagena acusándolas de ser ‘corruptas‘ y ‘malandrinas‘, y a la propia alma mater la llamó ‘nido de ratas‘.

Contrariados por la actitud del alcalde, y por considerar que les había causado un incalculable perjuicio moral, seis de los directivos de la Universidad interpusieron una acción de tutela que, finalmente, en segunda instancia, el pasado 7 de octubre fue fallada a favor de los accionantes por el Juzgado Segundo Civil del Circuito de Cartagena.

Y, como en innumerables ocasiones anteriores, se le ordenó a Dau retractarse de sus afirmaciones sin pruebas y a retirar de su cuenta en Facebook las publicaciones injuriosas (leer ‘Providencia de la Juez Nohora García Pacheco‘).

* Director de Revista Metro

.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es aviso-tinaja-domicilios.jpg

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Cerrar