Historias

Graves denuncias de exzarina anticorrupción ‘toca’ a directora del Dadis

Luego de conocerse las denuncias interpuestas por varios concejales y veedores sobre supuestas solicitudes de coimas a cambio de que el Departamento Administrativo de Salud –Dadis – pague de forma inmediata las deudas acumuladas que tiene con las IPS (leer ‘Anuncio de pago a la maternidad Rafael Calvo desnuda posibles irregularidades‘), la exzarina anticorrupción, Lidy Ramírez Palencia, denunció públicamente que, en efecto, “algunos oportunistas” han pedido al menos el 10% del total de los pagos que se realicen.

Durante un Facebook-Live en el cual participó varias veces como comentarista el alcalde William Dau Chamatt, Ramírez Palencia, tras señalar que los representantes legales de varias empresas “estaban presionando o gestionando con las IPS este tipo de intermediación“, denunció que, por algunos hechos que personalmente había investigado, sí es cierto que a algunas IPS les han exigido pagos a cambio de lograr que el Dadis les cancelen sus deudas.

Aseguró Ramírez que esos hechos “yo, personalmente, se los di a conocer al alcalde, y ya el alcalde sabía porque esto es algo que muchos comenzaron a cuestionar, las EPS comenzaron a decir, y nosotros comenzamos como a investigar, a buscar información“…

Señaló la exzarina anticorrupción que, tras revisar las relaciones de los pagos realizados por el Dadis, “encontramos algunas cosas que aparentemente no tienen explicación“, como, por ejemplo, que de los $22 mil millones pagados, “el Hospital Universitario del Caribe solo recibió $423 millones, mientras a otra empresa, conocida como Nacional de Salud IPS, que es una droguería, se le pagaron dos facturas: una de $2.746 millones, y otra de $3.851 millones“, es decir “más de $6.500 millones, esto es más del 30% del total de los pagos que se hicieron“.

No hubo un equilibrio, dijo, por lo que hay muchas dudas que el Dadis deberá responder. Y como ejemplo de ello mostró una fotografía de la sede de la Nacional de Salud IPS, la cual, por lo visto, es una modesta “droguería de barrio“.

Según Ramírez, una de las empresas que se ofreció como intermediaria tienen como representante legal a Nidia María Pitalúa Martínez, quien también está vinculada a otra empresa: Distribuciones Universal, que durante pasados gobiernos fue cuestionada por sobrecostos.

Facsímil de la oferta a la clínica Madre Bernarda

En sus declaraciones vía Facebook, la exfuncionaria llamó la atención sobre el hecho de que el propietario de Distribuciones Universal sea Édwin Pulido Sierra, quien fuera presidente de la Cámara de Comercio, y que “al señor Edwin Pulido me lo presenta a mí el señor Juan Calor Gómez Varela” quien es “una persona cercana, amigo, de la directora del Dadis, y este señor me presenta a este señor Edwin Pulido, y no solamente a mí, se lo presentó a varios del movimiento Salvemos a Cartagena, y de eso hay testigos“.

Según Ramírez, Gómez Varela y Pulido Sierra pertenecen a Asobares, el gremio que agrupa a los propietarios de bares y afines; y “ellos dos tienen negocios en común, de alimentos, de bares, y, claro está, tienen una relación directa“.

Y fue más allá al manifestar que, según denuncias hechas públicas por varios veedores, todos ellos se reúnen periódicamente en una oficina en el edificio Citibank, donde se reúnen “para hacer negocios del Dadis“.

Como en varios escenarios se ha dicho que Gómez Varela, además de ser cercano a la directora del Dadis, Johana Bueno, lo es de uno de los hijos del alcalde: Abraham Dau Raish, quien también es propietario de un bar, el mandatario de los cartageneros -en el Facebook-Live – señaló que “es absoluta y totalmente falso que mi hijo sea amigo de Juan Carlos Varela, un malandrín de tiempo completo“.

.

Publicaciones relacionadas

Cerrar