Esto opino

El Papa Francisco y Ángeles Somos

Por Rafael Castillo Torres *

Es notorio, y de agradecer por todos, el esfuerzo que en la Región Caribe viene realizando el Observatorio de Infancia y Adolescencia de la Ciudad de Cartagena bajo el liderazgo y orientación de la Doctora Rosita Díaz de Paniagua con la preservación y cuidado de una de nuestras grandes identidades como es la celebración, cada 1 de noviembre, de la Fiesta de Ángeles Somos.

Para nosotros esta fiesta es como regresar a la celebración de muchos encuentros desde la infancia espiritual, que no es otra cosa que hacernos como niños. Los ángeles, además de significar la presencia de Dios en nuestras vidas, tienen tres características: siempre son oportunos; hacen en silencio y despacio lo que les toca hacer, haciéndolo siempre bien y, luego, se retiran sin hacer ruido.

Detrás de esta fiesta, los que hemos crecido con ella, sabemos que hay ollas y calderos, movilización social y encuentro fraterno, compartir solidario y amistad barrial, seguridad alimentaria, generosidad de todos, canto y creatividad. Cada 1 de noviembre acontece un milagro en Cartagena que no es la multiplicación de los panes y peces, sino la comprensión, en la ciudad, de que los panes y los peces que hay deben alcanzar para todos. En una palabra, Ángeles Somos celebra una identidad nacida desde las raíces más profundas de nuestra fe y nuestra cultura.

Refiriéndose a ella, el Observatorio nos recuerda que “Ángeles Somos es parte de nuestra identidad. Es una expresión que tiene valores de convivencia social, solidaridad, trabajo en equipo, relaciones intergeneracionales y los espacios de inclusión donde todos cabemos. Nuestra principal tarea es lograr que esta celebración llegue a ser patrimonio de la Nación y pueda seguir incidiendo en la política pública de infancia y adolescencia colocando el énfasis en la desnutrición infantil; la reconstrucción del tejido social y los espacios de inclusión y reconocimiento para todos”.  

Justamente, la nueva encíclica del Papa Francisco, Fratelli Tutti, refiriéndose a la pérdida del sentido de la conciencia histórica y a las nuevas formas de colonización cultural, nos regala un número magistral, digno de ser tomado en consideración para esta celebración de Ángeles Somos. Nos dice el Papa: “No olvidemos que los pueblos que enajenan su tradición, y por manía imitativa, violencia impositiva, imperdonable negligencia o apatía, toleran que se les arrebate el alma, pierden, junto con su fisonomía espiritual, su consistencia moral y, finalmente, su independencia ideológica, económica y política. Un modo eficaz de licuar la conciencia histórica, el pensamiento crítico, la lucha por la justicia y los caminos de integración es vaciar de sentido o manipular las grandes palabras”. F.T # 14

Como ya es de conocimiento público, el año pasado la celebración de Ángeles Somos fue presentada para ser incluida en la lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Nación, y en junio del año en curso, ya fue aprobada. Con esa aceptación entramos a hacer parte de la Lista Indicativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Nación. Nos dan entre 12 y 36 meses para hacer el Plan Especial de Salvaguarda (PES) que es un instrumento de gestión para asegurar la supervivencia de la celebración. Una vez se presente y apruebe, se entra inmediatamente a la lista Representativa del Patrimonio Inmaterial de la Nación. Es un gran paso que amerita que, para este domingo 1 de noviembre, bajo estas nuevas circunstancias y en familia, fortalezcamos nuestra participación y apoyo a esta celebración. No perdamos las raíces si queremos mantenernos en lo esencial.

* Sacerdote de la Arquidiócesis de Cartagena

.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es aviso-tinaja-domicilios.jpg

Publicaciones relacionadas

Cerrar