Deporte

¡El fin de una era! Roger Federer se retira

Por: Juan Camilo Ardila Durante

«El que inventó el tenis imaginó que algún día alguien lo jugaría como lo juega Roger Federer»

Muchas veces en la vida te anticipan la llegada de momentos realmente tristes. Progresivamente, intentas preparar a tu mente para que no te duela tanto cuando llegue ese día. Aún así, y por más que lo hayas intentado, no deja de dolerte mucho cuando sucede. Bueno, hoy es uno de esos instantes que nos duelen a los amantes del tenis y del deporte en general. Roger Federer, para muchos el mejor tenista y uno de los más grandes deportistas de la historia, a los 41 años le pone el punto final a su extraordinaria carrera profesional.

Hoy, mediante las redes sociales, el jugador que disputó 1.500 partidos, ganó 20 Grand Slams, 103 títulos ATP, una medalla de oro y otra de bronce en los Juegos Olímpicos, una Copa Davis y 6 ATP Finals, informó a través de una emotiva carta que, debido a la lesión de rodilla que no le ha permitido volver a jugar a gran nivel, la próxima semana en la Laver Cup, en Londres, se retirará oficialmente del tenis profesional.

El genio suizo dice adiós tras «una aventura maravillosa» que lo ha catapultado en el Olimpo de los más grandes deportistas que hemos tenido en la historia. Roger es amado e idolatrado en el mundo entero, incluso por quienes no son aficionados al tenis.

Para quien escribe estas letras es un momento muy doloroso. Roger Federer ha sido el principal causante de empezar a seguir este deporte.

Como dijo el periodista David Foster en un artículo maravilloso publicado en The New York Times en 2006, Roger Federer es una «experiencia religiosa».

Todos recordaremos el día en el que emergió el mito Federer: cuando en ese inolvidable Wimbledon 2003 ganó su primer Grand Slam. El 6 de julio de aquel año quedó grabado para siempre. Un joven de apenas 21 años logró el primero de sus 20 Grand Slam. Lo hizo siendo el número 5 del ranking ATP y vendiendo al australiano Mark Philippoussis por 7-6, 6-2 y 7-6.

Roger cedió apenas un solo set en aquella edición histórica de Wimbledon. 19 años después, aquella estrella emergente hoy conserva el récord de 8 títulos en Wimbledon.

Rafael Nadal, otro monstruo del deporte a quien también le profeso una enorme admiración, superó a Roger y tiene actualmente 22 Grand Slam ganados. Seguramente añadirá uno o dos más antes de retirarse. Y muy cerca se encuentra Novak Djokovic, con 21. Los eruditos de este deporte dicen habitualmente que en el tenis el más grande es aquel que tiene más Grand Slam. Coincido. Sin embargo, Roger Federer es indiscutiblemente el mejor jugador que ha tenido este deporte en su historia. El único que consiguió transformar en arte un deporte que hasta antes de su llegada no era tan universal como ahora sí lo es. Él es el responsable de hacer trascender al tenis como muchos años atrás lo hicieron Muhammad Alí y Michael Jordan en sus respectivos deportes.

Sí, yo estoy convencido de que nos va el MEJOR DE TODOS. Y duele, duele muchísimo cuando acaba una era histórica. La nostalgia para mí, a partir de hoy, cobrará vida cada tarde lluviosa en la que vea las infinitas jugadas mágicas de Roger por Youtube mientras beba lentamente una copa de vino.

«No llores porque ya se terminó, sonríe porque sucedió».

¡GRACIAS ETERNAS, LEYENDA!

* Editor de Metro Joven

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Cerrar